Seis municipios pandinos mantienen alerta máxima
arroyo Cocama en PorvenirFoto: Eloy Añez M.
Arroyo Cocama a su paso por Porvenir (Pando)

Cobija – Bolivia.- Hasta la fecha, seis municipios del departamento de Pando se mantienen en estado de emergencia, debido al desborde de ríos que inundaron viviendas, sembradíos e inhabilitó vías de acceso; la inestabilidad en las carreteras de la zona dificulta el envío de asistencia.

En contacto con Enlared-Onda Local, el responsable del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la Gobernación pandina, Fernando Pedraza, explicó que uno de los municipios más afectados es Bolpebra, a donde se pudo ingresar solamente por el lado brasileño, ya que por el lado boliviano la carretera se encuentra inundada.
En esa localidad, 35 personas, diez de la comunidad indígena de San Miguel, donde habitan los Yaminahuas, fueron evacuadas durante el fin de semana a una escuela brasileña, sin embargo, retornaron a sus comunidades una vez que el nivel de las aguas del río Acre bajara hasta casi un metro y medio.
“Hicimos la evaluación de daños el fin de semana, estas familias ya retornaron a sus comunidades y ahora preparamos la asistencia en alimentos para ingresar por el lado brasileño en colaboración con la policía federal de Brasil”, explicó.
Entretanto, en Cobija, el desborde del río Acre obligó a una treintena de familias de los barrios Mapajo y Cataratas a salir de sus viviendas. Los afectados fueron instalados en el Coliseo Cerrado, donde reciben atención médica y alimentos.
Otros municipios como Nueva Esperanza y San Pedro emitieron la declaratoria de alerta roja ante el desborde de ríos. “En San Lorenzo 60 familias resultaron afectadas, perdieron sembradíos que se constituyen en el sustento familiar”, dijo.
Mientras que Gonzalo Moreno y San Lorenzo, que fueron los primeros municipios en reportar daños a consecuencia de las inundaciones, permanecen incomunicados, ya que las vías de acceso aún están bajo el agua. En ambas localidades, Defensa Civil entregó alimentos para 20 días, no obstante un nuevo envío se hace dificultoso por la inestabilidad de las rutas.
“Corremos el riesgo de embarrancarnos, estamos esperando que las lluvias sigan bajando, resulta complicado ingresar con las volquetas que llevan alimentos y medicamentos, ya que las vías de acceso están inestables”, advirtió Pedraza.
La primera semana de abril, al menos tres municipios de la región amazónica del país quedaron aislados, debido al desborde del río Beni, que anegó las principales vías de acceso a esas localidades.
Según el reporte de radio Riberalta, los municipios de Cobija en Pando; Riberalta y Guayaramerín en Beni, fueron las poblaciones más afectadas por últimas lluvias, debido a que quedaron incomunicadas con el resto del país.
Por el momento, la Administradora Boliviana de Carretera (ABC) trabaja en varios puntos de acceso a las zonas afectadas, para habilitar las vías principales que vinculan al departamento de Pando.
El Diario

Tomado de pagina Riberalta http://www.bolivia-riberalta.com/blog.php/  comhttp://fmbolivia.com.bo/noticia51018-seis-municipios-pandinos-mantienen-alerta-maxima.html